El Ayuntamiento de Perpiñán prohibe la intervención de los jóvenes europeos en su municipio


Source: Mouvement Européen France


Teniendo como objetivo el hacer llegar el proyecto europeo a todos los rincones del continente, la Juventud Europea Federalista de Cataluña y los Jóvenes Europeos de Toulouse han llevado a cabo una serie de actividades relacionadas con la identidad catalana y sus lazos históricos en las calles de la ciudad francesa de Perpiñán, entre el 20 y 23 de Mayo.


Entre las actividades previstas se incluían para difundir los valores europeos y el funcionamiento de la UE en las zona del Castillet y del ‘’mercado Cassanyes’’; siendo así, totalmente pedagógica y lúdica. Para ello, se siguió el protocolo habitual en estos casos, tramitando la solicitud d’autorización a la Prefectura del departamento de Pirineos-Orientales, quien de inmediato, al constatar el cumplimiento de las directivas sanitarias, confirmó y transmitió a la Alcaldía la demanda, para su correspondiente aval.


Sin embargo, después de un largo silencio, el jueves 20 (un día antes), se ponen en contacto con nosotros en diferentes correos, para que indicáramos los detalles de la actividad. Detalles que ya estaban recogidos en la propia demanda que envió la Prefectura, y que volvimos a responder aun teniendo el amparo de la ley francesa que recoge y reconoce dichas actividades, sin tener la necesidad de desvelarlos. La demanda fue finalmente rechazada bajo el pretexto que se había hecho demasiado tarde, cuando se hizo con una antelación de 5 días.


A diferencia de España, la ley francesa no precisa un plazo máximo para pedir una manifestación temporal en el espacio publico. El rechazo de una manifestación solo se puede a llevar a cabo si supone un riesgo para la seguridad pública y/o la violación de las libertades / derechos de otros individuos, mientras que la propia alcaldía lo justificaba de la siguiente manera: ‘’demanda rechazada por haberse realizado la tarde anterior a su celebración’’. Un argumento completamente falso, que nos lleva a hacernos la siguiente pregunta: ¿Desde cuándo hablar sobre Europa y sus valores consiste en un atentado contra la seguridad pública?


Ante la comicidad de tal decisión, jamás vista anteriormente ni en Francia ni en Cataluña, las organizaciones europeístas de Toulouse y Cataluña recordamos que una autorización a manifestarse, jamás puede ser rechazada por razones políticas, dado que sería un grave atentando a la libertad de expresión, opinión y manifestación.


La alcaldía de Perpiñán dirigida por la formación Rassemblement National, con el afán de censurar nuestra libertad de expresión, ha provocado que los propios ciudadanos sean privados del debate político, y sus propias libertades. Al impedir que los ciudadanos Europeos aprendan más sobre la acción de sus instituciones, se atenta contra la diversidad de opinión e in fine, las libertades públicas. Podemos observar una vez más que la extrema derecha demuestra la relación peculiar que tiene con la libertad de expresión y manifestación.


Comunicado conjunto de JEF-Catalunya y JE-Toulouse

52 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo